Torturan y amenazan a doctora zacatecana para que declarara su culpabilidad: Zacatecas, capital.

  • por

La información la dio a conocer el diputado del Partido del Trabajo Alfredo Femat Bañuelos, quien en conferencia de prensa relató cómo ocurrieron los hechos, en los que se obligó bajo tortura física y verbal a la médica Azucena Guadalupe Calvillo Carrillo a declararse culpable.

La doctora está vinculada a proceso por el delito de homicidio en grado de tentativa, en contra del magistrado Héctor Emmanuel Silva Delfín, a quien se le desconectó el respirador artificial este domingo por la madrugada mientras estaba hospitalizado por Covid-19.

El legislador zacatecano contó que a finales de noviembre el paciente fue ingresado al Hospital General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la ciudad de Durango y fue atendido por 3 doctores, además de otros el fin de semana.

El viernes, agregó, el paciente comenzó a tener problemas de baja oxigenación y la doctora lo encuentra con el equipo reglamentario acompañada de su hermana, Velia Silva Delfín, quien es la delegada del IMSS en Tamaulipas.

La hermana al llegar la doctora en su turno le reclama su hermana que su familiar estuvo solo por un tiempo a pesar de su estado, a lo que le responde que se estaba poniendo el traje especial y fue a buscar la medicina para darle el tratamiento.

La delegada de Tamaulipas no estuvo conforme con la explicación y pidió la presencia de funcionarios del hospital, después de intubar al magistrado y lograr una recuperación en sus niveles de oxigenación terminó el turno de Azucena Calvillo y se retiró.

La madrugada del domingo entró alguien con el traje reglamentario y desconectó al enfermo del aparato, cuando entró a trabajar la doctora el lunes le comentaron sus compañeros que la querían acusar a ella de lo ocurrido con el magistrado, quien un día antes había sido trasladado a otro lugar a recibir atención.

Al salir del hospital y dirigirse a su casa la doctora, señaló Alfredo Femat, fue secuestrada por policías de la Fiscalía General de Durango, quienes la llevaron a una casa de seguridad donde “la interrogaron, la torturaron física y psicológicamente que si no firmaba la declaración matarían a su hija y su esposo” junto con ella.

Espantada les firmo la declaración e hicieron un video, aseguró el también exrector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), donde estudió Azucena Carrillo y a quien dijo conocer desde niña por ser su vecina.

“Hacemos responsable a la fiscal de Durango y a sus gorilas vestidos de policías de cualquier cosa que les pueda pasar. Creo que es una arbitrariedad terrible lo que hoy estamos viendo en Durango”, dijo.

“Sentimos que en Durango no hay condiciones y se busca incriminar sin pruebas. Hemos visto minuciosamente el vídeo que muestra la fiscal de Durango, Ruth Medina Alemán, y consideramos que no es prueba suficiente para que se condene a la médico zacatecana. Nos preocupa que la Fiscalía esté dando por un hecho que la doctora Azucena intentó asesinar al magistrado”, subrayó.

A nombre del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT), le hizo un llamado a la Fiscalía General de la República (FGR) para que pueda atraer el caso.

Spread the love