Policía exige justicia tras trabajar un año con una bala en su cuerpo

Policía exige justicia tras trabajar un año con una bala en su cuerpo

Puebla

El policía municipal José Ángel de la Fuente Méndez, quien durante un año tuvo una bala alojada en su cuerpo tras frustrar un asalto, busca asistencia legal para que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDH) no archive su queja. De la Fuente acusa a la autoridad municipal de no brindarle la atención médica necesaria y de obligarlo a trabajar con la bala en su cuerpo.

La CDH le otorgó tres días para responder a la contestación de la síndico municipal sobre su estado de salud. Según De la Fuente, la síndico Paulina Enecoiz declaró falsamente que su salud estaba al 100%, cuando en realidad la bala le lesionó una costilla y permaneció en su cuerpo por un año debido a la falta de autorización para la cirugía.

De la Fuente fue herido durante un intento de asalto, recibiendo cinco disparos, de los cuales uno quedó en su cuerpo. A pesar de informar al presidente municipal Pedro Tepole, no recibió solución. Tras meses de presión y empeoramiento de su condición, finalmente fue operado, pero aún sufre secuelas y necesita medicación diaria, que debe comprar con su propio dinero, aunque el ayuntamiento cubre el costo mensual.

El policía lamenta la falta de preocupación de las autoridades municipales por la salud de los agentes y denuncia que existen al menos 25 casos similares sin atención médica o indemnización adecuada.