Diputados exigen informe a Murillo en el caso de Sofía. – AccesoZac

Diputados exigen informe a Murillo en el caso de Sofía.

Diputados de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), y Partido del Trabajo (PT), denunciaron irregularidades en los protocolos Alba y Amber en el caso de la desaparición que terminó en feminicidio de una niña en Fresnillo.

Por ello, la Legislatura llamó a comparecer al fiscal general de Justicia del Estado, Francisco Murillo Ruiseco, para que explique las acciones que se implementaron durante las primeras horas y días de la investigación, así como sus avances.

La iniciativa fue aprobada por unanimidad, este martes en la primera sesión virtual del Congreso. En la lectura de Héctor Menchaca Medrano, se recordó que la menor desapareció el 11 de noviembre en El Mineral, mismo día que la familia acudió a las oficias de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) de aquel municipio.

Desde ese momento, reprocharon los 10 diputados promoventes, se debieron emitir los protocolos específicos para búsqueda de mujeres y niñas, pero, en este caso, “la alerta Alba se declaró hasta el 12, la Amber hasta el 13 de noviembre y, hasta el 18, las autoridades estatales pidieron la colaboración de la Fiscalía General de la Republica (FGR), en respuesta al convenio de coordinación nacional”.

El domingo 22 de noviembre, el cuerpo de la víctima fue encontrado en un terreno baldío del fraccionamiento Abel Dávila García. En su pronunciamiento, los legisladores reclamaron que los protocolos debieron emitirse de manera inmediata a la denuncia de la familia, al tratarse de herramientas esenciales para la localización de menores desaparecidos y en riesgo.

“Por lo que entendemos, […] se abren muchas interrogantes y se obliga a este poder a realizar las acciones que se encuentran dentro de su marco de competencia para garantizar la aplicación estricta de la justicia, la reparación del daño y la no repetición”.

Consideraron que desde 2018, cuando se declaró la Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en Zacatecas, “fue sólo motivo de simulación”. “El gobierno del estado ha simulado diversas acciones, con discursos oficiales y declaraciones desafortunadas, sin que las reuniones y los panfletos se traduzcan en acciones concretas”.

Hasta ahora, el Banco Nacional de Datos registra 80 feminicidios en la entidad, y 65 por ciento se concentra en Fresnillo, Guadalupe, Zacatecas, Pinos, Calera de Víctor Rosales y Ojocaliente. Sin embargo, los diputados enfatizaron que no sólo se tiene este problema, pues ese mismo fin de semana hubo 23 ejecuciones, entre ellas la de un niño de 13 años, en San Cristóbal, Fresnillo.

Ante estas cifras de la violencia, afirmaron que “más allá de la explicación recurrente de que hay ajustes entre bandas del crimen organizado, se precisa el esclarecimiento de estos hechos violento, más aún cuando hay menores de edad”.

La iniciativa para llamar al fiscal fue votada como de urgente y obvia resolución, y obtuvo 27 votos a favor, cero en contra y ninguna abstención, por lo que Murillo Ruiseco deberá acudir ante las comisiones de Justicia y Seguridad Pública.

Presentaron la iniciativa Susana Rodríguez Márquez, Gabriela Pinedo Morales, Navidad Rayas Ochoa, Roxana Muñoz González, Héctor Menchaca Medrano, Omar Carrera Pérez, Armando Perales Gándara, Raúl Ulloa Guzmán, Felipe Delgado de la Torre y Javier Calzada Vázquez.

Llama activista a aclarar negligencias

Cristela Trejo Ortiz, abogada y defensora de los derechos de infantes y adolescentes, declaró que se debe analizar los protocolos de búsqueda implementados para el caso de la menor de 12 años que desapareció y fue asesinada en Fresnillo, para, de entre todos los involucrados, determinar las responsabilidades sobre esta muerte y sancionarlos.

“Cada día hay más asesinatos de niños y de niñas; esto va en aumento, en Zacatecas igual, pero no hay una intervención integral y el actuar de las autoridades ha sido muy negligente […] que no solamente hagan un pronunciamiento, sino que se realice una revisión a fondo de cómo se implementó el protocolo, si hubo negligencia de instituciones o de la familia, también se haga lo propio”, puntualizó la activista.

Consideró que se debe hacer un seguimiento especial en el caso del protocolo ALBA y a la investigación que se realiza, pues ejemplificó que la declaración hecha por Jehú Salas Dávila, secretario general de Gobierno, “da a entender que no saben cuáles son sus funciones dentro de los mecanismos que surgieron de la sociedad civil”.

Explicó que se trata de una alerta que “no sólo le corresponde a la fiscalía, sino a los tres órdenes de gobierno, sociedad civil, e incluso iniciativa privada, para la localización con vida lo más pronto posible de las niñas y mujeres desaparecidas”.

Trejo Ortiz añadió que se requieren “políticas públicas integrales para prevenir, atender y sancionar las violencias contra los niños y las niñas no existen, además de que falta una perspectiva de infancia en el Estado”. Calificó como un esfuerzo “frágil” el Sistema de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), al carecer de presupuesto e incidencia política.

Niños, invisibles: unidad de defensa

Por otra parte, la Unidad de Colectivos por la Defensa de Derechos Humanos de Niñas y Mujeres recalcó que la violencia hacia menores es invisibilizada, y que es responsabilidad de todas las personas el cuidado de este sector, así como reconocer sus derechos.

“Somos una sociedad doble moral, que criminaliza un hecho como el feminicidio de una niña, pero que día a día reproduce conductas que violentan a niños y a niñas, que van desde la crianza, diseño mismo de las ciudades, hostiles a la crianza, hasta la poca responsabilidad colectiva que asumimos en el cuidado de los infantes”.

El grupo de organizaciones civiles consideró que la violencia que padece dicho sector es variable y “un problema de estado, un problema político, social, cultural que reproducimos porque ejercemos el poder sobre los más indefensos”.

Agregaron que falta mucho por corregir para garantizar la protección de infantes y adolescentes, por lo que insistieron en la importancia de denunciar y desnormalizar cualquier acto de agresión en contra de los menores.