Dejan cuerpos cercenados en bolsas negras, sobre un lote baldío